29 de febrero de 2012

Mítico batido de fresa

{Scroll down orclick here for English recipe}

¿Alguna vez os ha dado por una cosa a la hora de desayunar o merendar, y no habéis parado hasta aborrecerla?

Es posible que no, pero a mí me pasa siempre. Desde pequeña. De pronto, se me apetecían cereales para desayunar y desayunaba, merendaba, e incluso a veces (si colaba) cenaba cereales durante dos semanas mínimo! Y así hasta aburrirme de ellos durante meses.



Lo mismo me ha pasado con las tostadas con paté –y sus distintos tipos, tanto caseros como comprados–, o tostadas con aceite y azúcar, o con aceite y jamón york, o con mantequilla sin sal, o colacao con galletas maría (a rebosar de galletas maría partidas en dos!)... Ahora, por ejemplo, llevo dos semanas desayunando y merendando tostadas con mantequilla y mermelada de albaricoque. Sin parar.

Pues resulta, que cuando era pequeña, si había algo que jamás aborrecí era el batido de chocolate. Nunca jamás de los jamases se me ocurrió probar otro batido y traicionar a mi fiel amante batido de chocolate. Recuerdo salir de la piscina en verano y dejar de jugar solo para tomarme un batido de chocolate... Aunque nadie más quisiera uno y tuviese que irme sola! Con el batido me bastaba.



Pero, sorprendentemente, durante la adolescencia, algo le pasó a mi estómago batidochocolatero y me dio por beberme un batido de fresa, fresquito... en el verano de Sevilla –para los que no lo conozcan, es como estar dentro de una olla esprés a máxima potencia– y cambió todo. Ahora solo se me apetecen batidos de fresa!

Y ha sido en esta obsesión de batidos de fresa que empecé a probar recetas de batidos de fresa caseros, que eran más bien "triturados de fresa" caseros (con hielo, sin hielo, a partir de fresa, a partir de helado, con kiwi, con plátano...) que están muy buenos! Pero que no son el mítico batido de fresa, el de toda la vida!



Pues bien, un día, babeando por uno de mis blogs preferidos, The Pastry Affair (está en inglés, si sabéis, es de obligación visitarlo!) me encontré con esta receta y no he vuelto a mirar atrás. Se hace a partir de un sirope de fresas frescas (imagino que con congeladas también saldrá rico al tenerse que cocer, voy a probar y os contaré!) que se mezcla con la leche fresquita y... gmñanmm!


EL MÍTICO BATIDO DE FRESA

Esta receta, al poder aproximarse las cantidades, la he puesto también en tazas (como una taza de desayuno de 250ml), para que no os quejéis los que aún no habéis comprado la balanza!



Raciones: 3 copas o dos vasos de batido (unos 525ml)
Fuente: The Pastry Affair

Ingredientes
  • 135g de fresas, a rodajas. (aprox. una taza)
  •  50g de azúcar (aprox. 1/4 de taza)
  • 120g de agua (aprox. 1/2 taza)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 500ml de leche (aprox. 2 tazas)
   Utensilios
  • Una balanza (mejor si es digital) o una taza
  • Un cuchillo
  • Un cazo
  • Un colador mediano
  Método
  1. Primero cortamos las fresas a rodajas, tirando los cabos, las pesamos y ponemos en el cazo.
  2. Añadimos al cazo el azúcar, el agua y el extracto de vainilla, lo removemos suavemente y ponemos el fuego al máximo hasta que rompa a hervir.
  3. Una vez hirviendo, bajamos el fuego a medio-alto y lo dejamos hervir 10-12 minutos.
  4. Lo apartamos del fuego y lo colamos. No tires la mermelada que queda en el colador, está buenísima con tostadas con mantequilla o yogur (o en las tortitas... yumm!) 
  5. Deja enfriar el sirope y, una vez frío, mezclar con la leche fría. Dejarlo en el frigorífico y removerlo antes de servir.
Notas:
· Si os gusta más dulce, añadir más azúcar al gusto. A nosotros nos encanta así!
· Yo lo he decorado con fresitas pequeñas, haciéndoles un corte en el culo.



 LEGENDARY STRAWBERRY MILKSHAKE 

Yields: 2 or 3 glasses (aprox. 525ml)
Source: The Pastry Affair

Ingredients
  • 1 cup (135g) fresh strawberries, sliced
  • 1/4 cup (50g) sugar
  • 1/2 cup (120g) water
  • 1 tsp vanilla extract
  • 2 or 2 1/2 cups (500 ml aprox.) milk

Utensils
  • Digital scale or measuring cups
  • A knife
  • A small saucepan
  • A sieve
 Method
  1. Slice the strawberries and put them in the saucepan.
  2. Add the sugar, vanilla and water in the saucepan and gently stir. Put the saucepan on the heat on high until it boils.
  3. As soon as it boils, low the heat to medium-high and boil it for 10-12 minutes.
  4. Remove the saucepan from the heat and run everything through a sieve. Don't throw the strawberry kind-of-marmalade that is in the sieve! It's awesome on pancakes, yogurt or a slice of toast with butter!
  5. Put the syrup in the fridge and, once cool, stir it in the cold milk. Refridgerate and stir again before serving!
Notes:
· Add more sugar if you want. I like it this way!
· I decorated them with small strawberries, cutting them on the ends!
22 de febrero de 2012

El Bizcocho de chocolate mullidito

{Scroll down or click here for English recipe}

Si hay algo que siempre triunfa es el chocolate. Y por supuesto pasa lo mismo con los bizcochos de chocolate... Cualquiera es bueno! Por muy mal que te pueda salir, siempre saldrá "rico" o, al menos, comestible. Posiblemente tenga que ver con los millones de chocolateadictos que pululamos por el mundo.


Eso sí, una vez pruebas El Bizcocho de chocolate, todo cambia. Este que os voy a enseñar, ha sido mi El Bizcocho. Tiene un sabor a chocolate lo suficientemente potente como para gustar a amantes del chocolate con leche y del negro (lo cual, entre mis amigos, es un deber!) y tan esponjoso... TAN ESPONJOSO...!! Gñanmmm...

He de reconocer que he hecho este bizcocho tantas veces que podría parecer una psicópata, (una vez incluso a las 12 de la noche... por un ataque de necesidad chocolateica desayunil! Vale, posiblemente use demasiados palabros, pero se entiende, no?), pero es que siempre que hay una ocasión especial necesitas la seguridad que te da este El Bizcocho, que nunca falla!

Solo, o con azúcar glass, con chocolate o glasa de vainilla, o a modo de layer cake (tarta de capas, con relleno) uniendo dos bizcochos y rellenándolo, o como base para una tarta con fondant (la pasta de azúcar decorativa)... Hay miles de posibilidades! Incluso añadirle un puñado de pepitas de chocolate o nueces.


Os quiero decir antes de meternos de lleno en la receta, que hay dos enormes necesidades a la hora de hacer repostería que una vez compréis, creedme que lo vais a amortizar! Y tampoco es tanto dinero para los años que os van a durar (no sé cuántos, a mí no se me han roto nunca!)

Lo primero que vamos a necesitar, y que es absolutamente obligatorio (aunque siempre puedes quedarte sin brazo durante un mes después de hacer el bizcocho!) es una batidora de varillas eléctrica. Esas que se cogen con una mano o sobre un vaso que tienen dos varillas independientes que dan vueltas. Las hay de todo tipo de precios, la mía cuesta 23 euros en el Worten (es ésta), aunque sé que también las tienen allí de 13 euros e incluso de 60! Todo depende de vuestro presupuesto, pero ya os digo, llevo dos años ya con la mía y no me ha dado ningún problema. Y creedme, le he dado caña! También venden en El Corte Inglés y creo que en Mediamarkt también.

El otro gran imprescindible, y que ya conoceréis de la primera entrada, es la báscula digital. Algunos me habéis preguntado que cuál y que dónde. Yo la compré en la loja do gato preto por 18 euros creo que era, y sé que la tienen en Ikea también por 21 euros (es ésta y tiene muy buena pinta!) Aunque, de verdad, cualquiera que veáis que ponga 1g de margen de error, está de lujo! Si no, siempre se puede tirar de las "analógicas", aunque son más imprecisas.


EL BIZCOCHO DE CHOCOLATE MULLIDITO

No quiero que os asustéis por la cantidad de pasos: es mucho más fácil de lo que parece! Pero solo así vamos a conseguir ese bizcocho mullidito con el que soñamos. Esta vez no vale mezclar todo y listo! U os saldrá el bizcocho de chocolate normal y corriente que está "bueno" pero que no llega a ser El Bizcocho.


Raciones: 1 bizcocho de 20cm de diámetro
Fuente: Cupcakes from the Primrose Bakery – Martha Swift & Lisa Thomas

Ingredientes
  • 115g de chocolate negro 70% (Yo uso el 72% de Hacendado cuando estoy pobre y 70% de Lindt cuando me doy el capricho
  • 85g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente (utilizo la de Hacendado, es genial!)
  • 175g de azúcar
  • 2 huevos pequeños o 1 grande
  • 185g de harina de trigo, tamizada (utilizo la de Hacendado también, aunque cualquiera normal o de repostería vale)
  • 3/4 de cucharadita de levadura en polvo (tipo levadura royal o polvos de hornear)
  • 3/4 de cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 250ml de leche a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (o aroma, esencia...)
 Utensilios
  •  Un molde redondo de 20cm de diámetro (en ikea venden éste de 22cm por 5€ junto a un molde para tartas bajitas de 28cm)
  • Un recipiente para derretir el chocolate al micro y una jarra o taza para la leche.
  • Dos boles grandes y dos pequeños.
  • Un colador mediano-grande (de rejilla)
  • Una báscula (digital a ser posible) 
  • Una batidora de varillas eléctrica
  • Una cuchara de metal
  • Una rejilla para dejarlo enfriar
  • Papel antiadherente para horno (opcional, Hacendado también tiene, y suele haber en todos los súper!)
  Método
  1.   Primero vamos a preparar todos los ingredientes, para que luego todo sea más rápido y fácil:
    - Sacamos la mantequilla y la leche del frigo con antelación (en invierno 2 horas o así y en verano 30min) La leche, si se nos olvida, podemos templarla un poco con el microondas, pero la mantequilla es obligatorio para toda repostería sacarla y dejarla que se ponga a temperatura ambiente solita. Para facilitarlo, la cortamos en cubitos de un dedo de ancho.
    - Pesamos el chocolate y lo derretimos al baño maría o al microondas (yo lo hago utilizando la opción de descongelar y sacándolo cada 20 segundos a darle vueltas con una cuchara o espátula, aunque parezca que no se ha derretido nada. También podemos ponerlo en intervalos de 15 segundos sin la función de descongelar y siempre dándole vueltas cada vez que lo paremos. Llega un momento en el que quedan pequeños trocitos que se derriten solos con el calor del resto) Lo dejamos que se enfríe apartado.
    - Pesamos la mantequilla y el azúcar y las ponemos juntas en uno de los boles grandes.
    - Pesamos la harina y la tamizamos en el otro bol grande (yo pongo el colador y el bol encima de la báscula y ahí mismo la peso, y luego solo hay que tamizarla) y le echamos la levadura, el bicarbonato y la sal.
    - La leche la ponemos en una jarra o taza con el extracto de vainilla.
  2. Cogemos el bol de la mantequilla y el azúcar y vamos a batirlas juntas, con la batidora de varillas durante 4-5 minutos a velocidad media-alta hasta que se forme una crema esponjosa, más clara que al principio.
  3. Cogemos los dos boles pequeños y vamos a separar las yemas de las claras, colocando las yemas en un bol y las claras en el otro, que vamos a alejar para que no le caiga nada de grasa. Cogemos el bol de las yemas y, sin necesidad de limpiar las varillas, las batimos 2-3 minutos hasta que se aclaren. 
  4. Volvemos a coger el bol de la crema de mantequilla y azúcar y, sin dejar de batir, vamos añadiendo poco a poco las yemas. Luego, cogemos el chocolate derretido y enfriado, lo añadimos también y batimos bien.
  5. Ponemos a precalentar el horno a 190ºC (170º si tiene ventilador, el mío no tiene)
  6. Mezclamos bien los ingredientes secos del bol de la harina con una varilla. Removemos la leche con el extracto de vainilla en la jarra. Ahora, vamos a coger el bol de la mezcla principal y a añadirle 1/3 a ojo de la harina y batimos bien. Añadimos la mitad de la leche y volvemos a batir. Agregamos otro tercio de la harina, batimos, la otra mitad de la leche, batimos y, finalmente, el último tercio de harina y terminamos batiendo bien. 
  7. Ahora vamos a limpiar muy bien las varillas, porque vamos a montar las claras y necesitamos que no haya ni un gramito de grasa (ni aceite, ni mantequilla, ni parte de las yemas... vamos, nada! Porque si no no subirán ni en broma). Yo, para asegurarme de que van a subir, restriego un papel de cocina mojado en unas gotitas de limón o vinagre en las varillas. Cogemos el bol de las claras y batimos a velocidad alta hasta que monten.
  8. Ahora, añadiremos las claras a la masa principal, y vamos a mezclarlas con la cuchara de metal. La forma correcta de hacerlo para que no pierdan aire las claras es añadiendo 1/3 de las claras primero y mezclando normalmente, luego echaremos el resto e iremos "rabañando" el fondo del bol y echándolo por encima de las claras. Giramos el bol un 90% y repetimos. En este vídeo se ve perfectamente cómo se hace. Una vez esté homogénea la masa, listo!
  9. Ahora cogeremos nuestro molde redondo y tenemos tres opciones: o lo engrasamos con mantequilla y espolvoreamos harina por encima, o lo engrasamos con aceite, o la que más me gusta: con papel para horno lo forramos cortando un círculo del tamaño de la base y, opcionalmente, una banda para cubrir el lateral. Echamos la masa dentro y la alisamos con el dorso de una cuchara (obligatorio limpiar la cuchara con la lengua, está buenísima la masa!).
  10. Hornear durante 30 minutos. Para ello, yo siempre lo dejo 25 minutos y voy controlando de 3 en 3 minutos pinchándolo con una brocheta o agujita, si sale limpia (o con algunas miguitas), está listo! Por cierto, está prohibido abrir la puerta del horno antes de esos 25 minutos!
  11. Al desmoldar, dejar enfriar encima de una rejilla (la del horno, enfriándola antes con agua fría, vale! Yo, antes de comprarme una rejilla para ello, usaba también la de tapar las sartenes de ikea –ésta– colocándola boca abajo encima de cualquier bandeja de paredes altas o en la tapa del microondas boca abajo)
Se conserva durante 3 días envuelto en paper film a temperatura ambiente, o envolvedlo en el papel film y congeladlo, luego estará buenísimo también! (descongelar a temperatura ambiente también).

THE FLUFFIEST CHOCOLATE CAKE

The recipe may look difficult, but it is really simple! It just looks longer when written down.

Yields: One 20cm (8-inch) cake
Source: Cupcakes from the Primrose Bakery – Martha Swift & Lisa Thomas

Ingredients
  • 115g good-quality dark chocolate, melted and cooled (70% or more of cocoa)
  • 85g unsalted butter, cubed, at room temperature
  • 175g light soft brown sugar or white sugar
  • 2 small eggs or 1 extra large egg
  • 185g plain flour, sifted
  • 3/4 tsp baking powder
  • 3/4 tsp bicarbonate of soda
  • 1/4 tsp salt
  • 250ml milk
  • 1 tsp vanilla extract
Utensils
  • 20 cm cake tin
  • A microwave-safe bowl and a jar or mug
  • Two big bowls and two small ones
  • A sieve
  • A digital scale
  • An electric hand or stand mixer
  • A metal spoon
  • Cooling rack
  • Wax paper (optional)
 Method
  1. First, weigh all the ingredients and leave the butter and sugar in one of the big bowls; the sifted flour, baking powder, bicarbonate of soda and salt in the other one; the milk and vanilla extract in the jar or mug; and leave the melted chocolate cool while preparing the batter.
  2. Cream the butter and sugar beating for 4-5 minutes, until pale and fluffy.
  3. Separate the whites from the yolks and leave each one in each small bowl. Beat the yolks for 2-3 minutes until pale. 
  4. Add the yolks to the butter and sugar bowl slowly while beating. Then, add the cooled chocolate and beat again. 
  5. Preheat the oven to 190ºC (375ºF)
  6. Whisk the dry ingredients in its bowl. Stir the milk with the vanilla extract. Now, add 1/3 of the dry ingredients to the batter and beat well. Then, 1/2 of the milk and beat again. Another 1/3 of the dry ingredients and beat, the last half of the milk and beat, and finally the last 1/3 of the dry ingredients and beat well again, until smooth.
  7. Now, clean well the beaters and whisk the egg whites in high speed until soft peaks form.
  8. Fold the whites into the batter carefully, using the metal spoon or a spatula (here is a great video on how to do it right)
  9. Grease and line the cake tin and fill it with the batter. Bake for about 30 mins (I like to leave it 25 mins and insert an skewer in the middle of the cake. If the skewer doesn't come out clean, leave another 3 minutes and repeat until clean.) And leave it on a cooling rack until cool.
  10. Decorate with icing sugar, buttercream, ganache or sprinkles, it will be great anyway!
13 de febrero de 2012

Tortitas y... ¡despegando!

{Scroll down or click here for English recipe}

Parece mentira que haya llegado el momento de abrir mi propio blog. Tenía unas ganas de dejar de ser una mirona y pasar a la acción...


Y mira que ha costado! Porque con lo tiquismiquis que soy para algunas cosas, entre hacer el diseño entero sin saber ni papa de programación, leer todo lo que he podido y más para elegir todos los detalles (que si wordpress o blogger, que si picasa o flickr,... un lío!) y al final elegir la primera receta... Parece tonto, pero quería que fuese una receta especial, algo que fuese "típico" de mí, y no imagináis lo que me ha costado decidirme!


Al final, me he dado cuenta de que, desde hace años, antes de descubrir el mundo de los blogs incluso, hemos hecho en casa tortitas. Aún recuerdo cuando mi tía, intentando darnos una clase de "darle la vuelta a una tortita con clase" la estampó contra la campana –en serio, usad una espátula para darle la vuelta!

Así que no he podido evitar elegirlas, les tengo cariño! Por cierto, estas tortitas son el súmmum de las tortitas, y más fáciles IMPOSIBLE!

TORTITAS TODOTERRENO

Estas tortitas son todoterreno porque SIEMPRE salen bien y son tan fáciles que en el momento en el que te entre ansia de dulce a la hora de la merienda (o el desayuno, o después de comer, o antes... ejem) las puedes tener listas en media hora!



Raciones
: 8-9 tortitas (de 15 cm de diámetro aproximadamente, a mí siempre me salen 8 al comerme la masa a cucharadas...)
Fuentes: Varias recetas muy modificadas, principalmente las de Nigella Lawson y Thermomix.

Ingredientes
  • 200g de harina de trigo.
  • 1/2 cdta. (3g) de sal
  • 50g de margarina con sal (yo uso tulipán) o mantequilla y algo más para freír
  • 2 cucharadas (30g) de azúcar
  • 220g de leche
  • 2 huevos grandes
  • 1 cucharada (13g) de levadura en polvo (tipo levadura Royal)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (o aroma, vainilla en líquido...)
Utensilios
  • Un tenedor o una batidora
  • Un bol grande y una jarra alta si usamos batidora
  • Un colador mediano (de rejilla)
  • Una báscula (digital a ser posible, imprescindible para cualquier receta!) 
  • Sartén y espátula para darles la vuelta
 Método
 Realmente estas tortitas son tan fáciles como: batir todo junto y freír! Pero voy a explicarlo paso a paso para que no tengáis ni una sola duda (y si la tenéis, preguntad en los comentarios y listo :D)
  1.   Tamizamos* la harina en un bol grande (si usamos un bol pequeño, terminará cayendo más harina fuera que dentro!), añadimos la sal, el azúcar y la levadura en polvo. Removemos bien y apartamos.
  2.    Si las vamos a hacer con batidora: Buscamos un recipiente alto, en mi caso una jarra alta, y añadimos los huevos, la margarina o mantequilla, la vainilla, la mezcla de harina del bol y la leche. Batimos bien hasta que quede una masa homogénea.
      Si las hacemos a mano, hacemos un hueco en el centro de la mezcla de harina en el bol (como un volcán) y añadimos los huevos, la margarina o mantequilla, la vainilla y la leche. Cogemos un tenedor y removemos muuuy bien hasta que quede una masa homogénea (si hay algún grumito suelto, da igual)
  3.   Ponemos una sartén al fuego, al principio al máximo para que se caliente, y echamos en el centro media cucharada de margarina. Una vez se derrite y empiezan a salir burbujitas, bajamos el fuego un poco (para hacer la primera tortita, que la sartén aún no está del todo caliente, pongo el fuego al 10 de 12). 
  4.   Echamos la masa dejándola caer desde la jarra sin moverla (desde el centro de la sartén, así salen redondas perfectas!) hasta que tenga 12cm más o menos, ya que se va a expandir un poco. Dejamos la tortita hasta que empiecen a salir burbujitas y le damos la vuelta con cuidado (yo compruebo que esté hecha la parte de abajo dándole un meneo a la sartén, y así de paso no se pega). Es normal que chorree la masa cruda de encima, no os preocupéis! Se deja un minuto o dos más y se saca con la espátula a un plato.
  5.   Para las siguientes tortitas, siempre es mejor bajar el fuego un poco más, yo suelo dejarlo al 8 de 12 y, más adelante, veremos que se empiezan a hacer más y más rápido, teniéndolo que bajar aún más (normalmente termino de hacer tortitas con el fuego a 6 de 12 o por ahí!). Poco a poco sabréis perfectamente cuándo están hechas por debajo incluso sin que salga ninguna burbujita, dándole meneos a la sartén o simplemente por el color de los bordes!
*Tamizar la harina es pasarla por un colador (o tamiz) para airearla y, de paso, colar cualquier impureza o mierduqui que pueda tener (creedme, una vez tengáis una invasión de gorgojos, lo haréis traumáticamente cada vez que uséis harina!). Para hacerlo, colocad el colador encima del bol grande y echad la harina encima, luego sujetad el mango del colador con una mano y, con la otra, dadle tortas rápidas en un lado para que vaya cayendo hasta que pase toda. Listo!

Notas: Os recomiendo colocar el bol encima del peso e ir pesando inmediatamente, mientras vais incorporando los ingredientes (utilizad la opción de tara, que seguro que viene en el manual y ahorra un montón de tiempo colocando el peso a 0 para volver a pesar después de haber pesado otro ingrediente.)
    Sugerencias: Estas tortitas están buenas tal cual, pero suben de nivel si le ponéis un sirope de caramelo (mi preferido es el Royal), o Nutella, o chocolate derretido, o nata, o sirope de fresa, o sirope de nuez de arce, o lemon curd como se ve en la foto de abajo (para los amantes del ácido... tengo que pasaros esa receta!) o frutas por encima... O simplemente improvisad y luego me contáis!


    JACK-OF-ALL-TRADES PANCAKES
    These pancakes are "jack-of-all-trades" because they ALWAYS turn out well and are so easy that, in the moment that you need some sweet treats for tea (or breakfast, or after lunch, or before... ehem) you can have them fried in half an hour!

    Yields
    : 8-9 pancakes (15 cm de diameter aproximately, although I always get 8 because I tend to it the batter right from the jar...)
    Via: Some recipes really modified, specially Nigella Lawson's & Thermomix's recipes.

    Ingredients
    • 200g plain flour
    • 1/2 tsp (3g) salt
    • 50g salted margarine or non-salted butter and some more for frying
    • 2 tbsp (30g) sugar
    • 220g de milk
    • 2 large eggs
    • 1 tbsp (13g) baking powder 
    • 1 tsp vanilla extract
    Utensils
    • Fork or a blender
    • Large bowl
    • Sieve
    • Digital scale (an absolutely essential for baking!)
    • Frying pan
     Method
    1.   Sift the flour in the large bowl (if we use a little bowl we'll finish having more flour out than in it!) Add the salt, sugar and baking powder. Whisk everything and leave aside.
    2.    With blender: Add the eggs, the margarine or butter, the vanilla extract, the flour mix and the milk. Blend it all until we get a smooth batter.
          By hand:  Make a hole in the middle of the flour mix (like a volcano!) and add the eggs, the margarine or butter, the vanilla extract and the milk. Take a fork and stir until smooth (some lumps are ok!)
    3.   Put the frying pan on the heat, firstly on high and add 1/2 tbsp of margarine or butter to fry. Once it's melted and has some bubbles, lower the heat to medium-high.
    4.   Pour 1/4 cup of batter on the middle of the pan without moving the 1/4 cup (or the jar, if you are pouring it right from it!) until they reach 12cm diameter more or less. Leave the pancake until some bubbles form and turn until brown.
    5.   For the next pancakes, it's better to reduce the heat even more, leaving it medium-low.
    Suggestions: These pancakes are lovely with caramel sauce, any syrup, melted chocolate, lemon curd (have to share that recipe... it's so yummy!) or anything you can imagine!
      Cargando...

      Sígueme

      Facebook Twitter Flickr Pinterest Foodgawker RSS

      ¡Recibe las entradas en tu correo electrónico gratis!

      Amigos

      Veo, veo